Lectores con Biometría

Lectores para control de presencia y acceso

Los sistemas de control de accesos y presencia son extremadamente útiles para aquellos lugares en los que se necesita in proceso de identificación para el acceso, se necesita registrar un horario de entrada y salida (o tiempo de presencia), o bien se necesita controlar que el acceso solo se permite para personas con un determinado perfil de seguridad. Este control de accesos se puede realizar de muchas maneras pero el más utilizado en empresas para el control de acceso de los trabajadores o controlar el tiempo de presencia en la empresa de los empleados es mediante lectores instalados en la propia entrada de la empresa. Estos lectores pueden ser de muchos tipos en función del grado de seguridad que quedamos implementar o que nuestras instalaciones necesiten. Desde los más sencillos como el código numérico asignado a cada empleado hasta sistemas de reconocimiento facial o huella dactilar, con credenciales completamente intransferibles.   Un lector para control de acceso por biometría, huella o RFID, es el sistema más apropiado para integrar un sistema de control de acceso y presencia en el trabajo ya que permite implantar cualquiera de los sistemas de identificación. En función de las necesidades de identificación y el nivel de privacidad el acceso a las instalaciones que se desee en cada momento merecerá la pena más un modelo de tarjeta RFID donde con una tarjeta o tags de acceso RFID es suficiente (con el consecuente riesgo de intercambio de tarjetas o tags) o bien será necesario un sistema de identificación por huella o biometría, donde la identificación es única e intransferible por necesidad. Las condiciones de iluminación el nivel de acceso, el tipo de trabajo y la zona de las instalaciones donde se implante determinarán el tipo de sistema de control de acceso que necesita la organización.

  • El sistema de control de acceso mediante RFID es compacto y con unas dimensiones muy reducidas que se puede integrar en cualquier lugar y permitir acceso por apertura de puertas, tornos o cualquier otro sistema. Estos modelos suelen contar con un software muy sencillo que identifica al usuario con su tarjeta, si bien no garantiza que el usuario propietario de la tarjeta sea el que ha activado el control de acceso.
  • El sistema de control de acceso mediante huella dactilar, a pesar de que necesita un volumen de aparato superior, permite ser ubicado en prácticamente cualquier lugar y su sistema de identificación es único e intransferible. Cuenta con un lector que detecta cuando una persona pone el dedo sobre el lector de huella y el escaneo de la misma es inmediato, permitiendo un acceso inequívoco y completamente privado.
  • El sistema de control de acceso mediante lectura biométrica consiste en un dispositivo que cuenta con una cámara y un sistema de iluminación infrarroja que, al detectar una figura humana delante, activa el escáner detectando puntos clave en la cara del usuario. Estos datos son contrastados con los configurados en el alta del usuario en el sistema de control de acceso y si son correctos valida automáticamente. Estos sistemas son completamente seguros y al igual que los sistemas de identificación facial de los dispositivos móviles, no diferencia entre tener los ojos cerrados, abiertos o formas de expresión facial.

Control de presencia en el trabajo

Sin duda este sistema de lector, ya sea de huella, biométrico o RFID, es el más utilizado en las empresas para el control de las horas presenciales de cada trabajador en las instalaciones, así como controlar la puntualidad del cada empleado, siendo el sistema más demandado el de huella dactilar ya que impide el fraude por ayuda de compañeros de trabajo introduciendo su código o pasando la tarjeta RFID. ¿Necesita un sistema de control de accesos diferente? Haga clic aquí para ver nuestos tornos de acceso. También dispone de tarjetas RFID, impresoras para tarjetas y tags RFID como llaveros y pulseras.

Leave a reply